Pueblo de Tumbaroca

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Napoleón J. Tapia el Miér Ago 26, 2015 3:43 pm

El Bueno, el Malo y el Caso
Prologo


Spoiler:

16 de Septiembre de 1908, pueblo de Tumbaroca, a 230 km de Attorney City:
El pueblo de Tumbaroca era poco menos que un conjunto de casuchas en el Gran Desierto Bumano. Salvo algunas extracciones mineras en las cercanías y unos pocos rebaños de escuálidas vacas, nada había de interés en aquel caserío. Sin embargo, crecía alrededor de una de las estaciones de la vía ferroviaria que unía como una columna vertebral el este y el oeste de la isla de Bumania, por lo que a pesar de su -aparente- poca importancia, Tumbaroca solía ser frecuentada por toda clase de personas. Esto significaba que la cantidad enorme de tahúres, timadores, pistoleros y todo tipo de indeseables no era inusual.

El pueblo estaba ubicado en la ladera de una loma, la "Colina de la Bota" y consistía en una calle principal que iba desde la estación del ferrocarril a la cima, en donde se ubicaba el cementerio.  Una segunda calle corría paralela a la linea ferroviaria. Borrachines, vaqueros y personas de dudosa reputación pululaban por el pueblo a todas horas, dando una extraña actividad a aquella tierra. Flojas ventoleras solían levantar el polvo de la tierra, el que se impregnaba a edificios, animales y personas por igual.

Esa era la vista que, al bajarse del tren de las 10:00, encontraron los letrados de Attorney City enviados para resolver el asesinato del alguacil local, Joe Reno.

_________________



BONUS DUCKS!
Spoiler:



Mientras tanto, en Teufort:
avatar
Napoleón J. Tapia
Fiscal Sobresaliente
Fiscal Sobresaliente

Condecoraciones :
Mensajes : 742
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 02/04/2014
Edad : 24
Localización : New Meridian

Ver perfil de usuario http://steamcommunity.com/id/naposeiseki/

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Axel156 el Miér Ago 26, 2015 5:12 pm

25 de Abril de 2015. Facultad de derecho de Attorney City.
Ese sábado por la mañana estaba tumbado yo en mi cama y me dio por pensar hasta dónde había llegado. Ya se terminaba el mes de abril, los exámenes finales llegaban. Ya no me quedaba nada. Estaba a las puertas de sumergirme oficialmente en el mundo de la justicia. Después de este último esfuerzo al fin iba a graduarme en derecho... Pensándolo bien no ha sido nada fácil, muchas leyes rondan por mi cabeza y no puedo dejar que escapen de mi mente o si no fallaré como letrado.
Ese día no me apetecía hacer nada, estaba casi desanimado y no me apetecía estudiar. Entonces recordé qué es lo que me animaba a seguir adelante y qué fue lo que me empujó a estudiar esta carrera. Me levanté de la cama, abrí mi armario y cogí la pequeña caja polvorienta del fondo. Agarré el objeto de su interior y me dirigí a mi escritorio para verlo bien. Ese pequeño tesoro, ese diario que me he leído una y otra vez, esos archivos, esas historias... Pasé la mano por la cubierta. Aún se podía leer el nombre que estaba grabado: "Arnold Smith". Empecé a pasar las páginas de aquél libro que contaba la vida de mi bisabuelo, un reconocido fiscal de su época. Entonces llegué al sitio que yo buscaba.
Unos meses después de conseguir el título de letrado tuvo que enfrentarse a su primer juicio. Un fiscal novato como él no podría hacer mucho sin un mentor que le guiara en sus primeros pasos en un juicio. Este caso era uno de mis favoritos porque él no contaba con experiencia previa y tuvo sus pequeños errores como cualquier iniciado en la materia.  Pero si llegó a ser el gran fiscal que fue, ¿por qué no iba a ser yo igual? En realidad me daba igual el veredicto final, lo importante es cómo logró desenvolverse en aquél duro caso que le llevaría más de un quebradero de cabeza. Sin más dilación, me dispuse a leer. Me salté el comienzo y me dirigí directo a unos momentos antes de comenzar la investigción. (Algún día seré tan bueno como tú, bisabuelo.)



16 de Septiembre de 1908. 9:40. Vagón del tren
No dejaba de revisar el papeleo una y otra vez. Sería una vergüenza que en mi primer día no fuera capaz ni de decir el nombre del acusado, aquél hombre alemán... Ah, sí. Hunter Wallenstein. El hombre que mató al alguacil del pueblo, al menos eso es lo que tengo que demostrar. Estaba más nervioso aún porque sabía que me iban a asignar un mentor que me guiara, pero no me habían dado más detalles. "Espero que no sea demasiado duro con los novatos" pensé.
Finalmente el tren llegó a su destino, un pueblo en mitad del desierto. "Qué bien, y yo con mi uniforme..." Pero tenía que dar buena imagen, por mucho calor que pasara. Agarré mi maleta y me bajé en la estación. Me coloqué bajo los porches que allí se encontraban buscando la sombra y esperando al resto de letrados.

- Este día va a ser inolvidable.- murmuré.


Última edición por Axel156 el Mar Sep 08, 2015 8:45 pm, editado 2 veces
avatar
Axel156

Mensajes : 105
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 16/07/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Ploter el Miér Ago 26, 2015 11:04 pm

-Cuando la noticia llegó a la comandancia general de Attorney City, hasta los funcionarios menos espabilados supieron que se trataba de un asunto peliagudo y de extrema importancia. El frágil gobierno bumano no podía permitirse bajo ningún concepto que estallase una revolución en un pueblo, que, aunque pequeño y destartalado, representaba un importante enclave geoestrategico en la isla. No se les escapaba que, si la anarquía triunfaba allí, el riesgo de contagio en las regiones adyacentes era muy elevado y díficil de controlar para el gobierno central. Además, existía la posiblidad de crear un incidente diplomatico con una nación poderosa en plena carrera armamentística, con la que convenía mantener relaciones amistosas. Visto el cariz de los acontecimientos, las máximas autoridades civiles, judiciales y militares de la República Judicial de Bumania se reunieron urgentemente en un improvisado conciliábulo para decidir que medidas tomar: Hubo unanimidad en que urgia atajar de raíz el problema, y para ello era necesario enviar allí a los mejores hombres disponibles ,cuyo cometido sería asegurar la estabilidad de la zona y templar los ánimos mediante un juicio justo. El incesante crimen que azotaba el país impedía mandar una delegación numerosa a Tumbaroca, así que se barajaron numerosos nombres y posibles candidatos, pero todos estuvieron de acuerdo en un hombre idóneo para llevar a cabo tan importante labor: Wade Agnes, quien actuaría como fiscal. Su disciplina y lealtad estaban fuera de toda duda y habia demostrado en sobradas ocasiones ser un hombre discreto pero inflexible e implacable a la hora de perseguir el crimen tanto en los tribunales como en su anterior epoca como policía. Su militancia en las fuerzas armadas le habia conferido un diestro manejo de las armas y además poseia gran capacidad de liderazgo y mano izquierda: Cualidades muy valoradas por sus superiores.  Finalmente decidieron que, entre otros, lo acompañara a su destino una joven promesa recien graduada con honores en la academia judicial ; Un tal Smith, que pese a su inexperiencia contaba con excelentes referencias de sus maestros y estaba llamado a convertirse en un importante fiscal en el futuro: Nada mejor que un caso como este para que se curtiera y ganara experiencia de la mano del veterano fiscal Agnes .


- Durante el largo viaje en aquel vetusto ferrocarril, no dejé de pensar intensamente en la profunda responsabilidad que me habia sido otorgada por las más altas instancias de la Nación: El destino de la patria estaba en mis manos, y sin embargo, apenas si conocia pequeños detalles del desafío al que durante las próximas fechas, debía dedicar toda mi energía física y mental: Tumbaroca, Wallenstein, Joe Reno... Eran nombres desconocidos hasta ahora que se agolparon frenéticamente en mi cerebro durante el largo trayecto por las áridas tierras bumanas. Por fin ,tras muchas horas de viaje nocturno, el ferrocarril se detuvo en un paraje que parecía ser incluso más inhospito y seco que las tierras que acababamos de dejar atrás. Baje al primitivo andén del pueblo con el macuto a la espalda e inconscientemente me palpé el révolver que mantenía oculto en un bolsillo interno de mi chaleco: Algo me decía que iba a necesitarlo más de una vez. Otee el lugar donde me encontraba y apenás pude ver cuatro chabolas mal construidas y algunos pintorescos individuos que caminaban por las calles circundantes. A lo lejos, el desierto se extendía hasta donde llegaba la vista. Me senté en un rudimentario banco que ofrecía sombra y esperé contactar con el resto de letrados y con las autoridades locales.
avatar
Ploter
Fiscal en Prácticas
Fiscal en Prácticas

Mensajes : 258
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 21
Localización : España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por </Samcker> el Jue Ago 27, 2015 10:17 pm

Imagen:
-En el segundo vagón, a la izquierda, en una esquina y sin llamar la atención, se encontraba Alec McAulay (Doble A), letrado y detective de 26 años. Leía un pequeño cuaderno de cuero, en el que se encontraban todos los datos disponibles sobre el caso en el que sería abogado: los letrados, las pruebas, las personas involucradas... etc
Estaba cansado, bostezaba demasiado como para poder concentrarse en su lectura, así que desistió y guardó sus cosas.
Había realizado un inmenso viaje desde Australia, solo para este caso, así que por lo menos esperaba disfrutar la estancia en aquellas tierras...
El tren sufrió un bache, repiqueteando sobre las vías; se recostó sobre su asiento, ajustándose las gafas y preparándose para echar una cabezadita.
Ya conocería a los letrados cuando se vieran, hasta entonces, cualquier otra cosa podía esperar.
La bocina del tren le despertó subitamente, habían llegado a su destino: rápidamente Alec recogió sus cosas y las guardó en su bandolera; abandonó el tren esbozando una amplia sonrisa, disfrutando del paisaje ante sus ojos.


Última edición por Yaki León el Sáb Sep 05, 2015 12:42 am, editado 2 veces

_________________

avatar
</Samcker>
Moderador de Abogados
Moderador de Abogados

Condecoraciones :
Mensajes : 476
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 21/08/2014
Edad : 18
Localización : Tierra de nadie

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/YakiLeon

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Axel156 el Jue Sep 03, 2015 9:24 pm

(Hasta que aparezca la gente necesaria voto por seguir roleando )

Observé a las personas que bajaban. Debería ser fácil reconocer a los letrados. Al fin y al cabo no mucha gente venía hasta estas tierras. Sin embargo, no me atreví a acercarme a ninguna persona. En estas áridas tierras nombrar algo relacionado con la justicia podrían ser tus últimas palabras, porque ya se habrían encargado de cerrarte la boca. Por supuesto, todo el mundo iba armado y ahí estaba yo, que lo único que se podía considerar arma era la navaja que utilizaba para la comida.
Por eso era mejor callarse y mantener la compostura. Dos curiosas personas bajaron en ese momento del tren. Curiosas porque por sus ropas era evidente que no eran de la zona.
Uno de aquellos hombres se había sentado en un banco, y algo me dijo en ese momento que era la oportunidad perfecta para descubrir si me equivocaba o no. Luego comprobaría si el otro hombre también era un letrado. Si era cierto, probablemente también nos estaba buscando.
Así que me acerqué y me senté en el banco en el que estaba sentado aquél hombre. A veces la diosa Fortuna puede ser muy caprichosa, porque quién me iba a decir a mí que estaba a punto de conocer al que sería mi mentor en aquél caso.
- Perdone, ¿sabe dónde puedo localizar al alguacil del pueblo?


Última edición por Axel156 el Mar Sep 08, 2015 8:44 pm, editado 1 vez
avatar
Axel156

Mensajes : 105
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 16/07/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Napoleón J. Tapia el Lun Sep 07, 2015 7:29 am

???: El alguacil está muerto, amigo...
Un hombre alto y de aspecto distinguido apareció de improviso tras Arnold. Rodeado por dos soldados de la caballería, parecía ser bastante importante en el pueblo a juzgar por su fino traje y la estrella plateada de ayudante de alguacil que brillaba en su pecho.
Clint Butkus: ... Pero puede hablar conmigo. Clint Butkus a vuestro servicio. No solemos recibir a muchos forasteros, por lo que he de asumir que vosotros sois los letrados de la capital, ¿no?
Aunque Butkus sonreía de forma cordial, sus aires de suficiencia eran extremadamente desagradables, como si se sientiese superior al resto de los mortales.

_________________



BONUS DUCKS!
Spoiler:



Mientras tanto, en Teufort:
avatar
Napoleón J. Tapia
Fiscal Sobresaliente
Fiscal Sobresaliente

Condecoraciones :
Mensajes : 742
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 02/04/2014
Edad : 24
Localización : New Meridian

Ver perfil de usuario http://steamcommunity.com/id/naposeiseki/

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por </Samcker> el Mar Sep 08, 2015 4:08 pm

-Puff... -Resopló en voz baja, haciéndose a lo que le esperaba: No le había dado una muy buena impresión el señor Butkus.
-Un placer, yo soy Alec McAulay, abogado del caso. -Comentó acercándose a la conversación, finalmente le dió la mano. -Además de un forastero en toda regla. -Dijo exagerando el acento australiano ya presente en su habla, mientras mostraba una amplia sonrisa.

_________________

avatar
</Samcker>
Moderador de Abogados
Moderador de Abogados

Condecoraciones :
Mensajes : 476
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 21/08/2014
Edad : 18
Localización : Tierra de nadie

Ver perfil de usuario https://www.youtube.com/user/YakiLeon

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Axel156 el Mar Sep 08, 2015 8:43 pm

Esa apararición repentina me sorprendió, ¿cómo podía no haberle escuchado? Me levanté con firmeza y le dediqué una exagerada reverencia.

- Arnold Smith a su servicio. Formo parte de la fiscalía en este caso.
Quizás lo de la reverencia sobraba, pero tenía que dar una buena imagen. Luego observé al abogado, un joven apuesto con acento extranjero. (Espero que me ofrezcas un buen combate). Aunque realmente eso me daba igual, lo más importante era llegar hasta el fondo del asunto y descubrir la verdad con la ayuda de mi mentor. (¿Dónde se habrá metido? Quizás perdió el tren de la mañana...)
avatar
Axel156

Mensajes : 105
Reputación : 7
Fecha de inscripción : 16/07/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Ploter el Miér Sep 09, 2015 12:31 pm

-Desperté abruptamente tras escuchar el ajetreo que parecía estar produciendose a mi alrededor. Me levanté del banco donde me encontraba algo avergonzado de mi "cabezadita" y observé a los allí presentes: Mi atención se dirigío en primer lugar a un hombre alto y que, por la insignia que llevaba en su pecho, no podía ser otro si no el ayudante Clint Butkus. Lo saludé solemnemente con un apretón de manos a la vez que le solicitaba una actualización de la información: Wade Agnes, fiscal encargado de este asunto. ¿Cuál es la situación actual en el pueblo?

Mientras esperaba su respuesta me fijé en las otras personas reunidas en el andén: Ambos jóvenes, uno de ellos concordaba en su aspecto con el hombre que había sido designado como mi ayudante. Le dediqué una mirada de camaradería, esperando entablar conversación con el en cuanto se prestará la ocasión.
avatar
Ploter
Fiscal en Prácticas
Fiscal en Prácticas

Mensajes : 258
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 03/04/2014
Edad : 21
Localización : España

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Napoleón J. Tapia el Miér Sep 09, 2015 10:22 pm

Butkus se encogió de hombros, restándole importancia a la pregunta de Wade
Clint Butkus: La situación es normal. Gracias a la caballería se han calmado los ánimos en el pueblo y el alemán está listo para ser trasladado a la capital para ser enjuiciado. Como veis me he encargado de todo y no es necesario que hayáis venido acá. Muchas gracias por vuestras molestias, y hasta la vista.

Clint se dio la media vuelta. Pretendía salir de la estación, pero uno de los soldados lo tomó del brazo y amenazándole con la mirada lo forzó a regresar. Butkus no estaba complacido.
Clint Butkus: Bueno... Pensándolo bien... Creo que necesitamos vuestra ayuda. A los de arriba se les ocurrió que esto debía ser manejado con cuidado, y si los periódicos no se equivocan, los boches se están poniendo intranquilos. Vosotros sabéis, el Kaiser y todo ese asunto. En mi opinión es absurdo, pero vista la cosa no me queda otra alternativa que trabajar con vosotros.

Butkus hurgó en su chaqueta unos instantes, sacando unos documentos que entregó a los letrados
Clint Butkus: Os evitaré los detalles e iré directo al grano. En los sobres que os he entregado tenéis la información elemental. Sois libres de moveros por el pueblo, pero hay tres lugares en los que debéis enfocaros: La habitación del hotel del acusado, el cementerio y la prisión, donde encontrareis a Wallenstein. Si no me equivoco, el embalsamador local efectuó la autopsia de Reno, de modo que os convendría también visitar su negocio. ¿Tenéis alguna pregunta hasta ahora?

Actas del juicio desbloqueadas

_________________



BONUS DUCKS!
Spoiler:



Mientras tanto, en Teufort:
avatar
Napoleón J. Tapia
Fiscal Sobresaliente
Fiscal Sobresaliente

Condecoraciones :
Mensajes : 742
Reputación : 5
Fecha de inscripción : 02/04/2014
Edad : 24
Localización : New Meridian

Ver perfil de usuario http://steamcommunity.com/id/naposeiseki/

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Astraia el Dom Sep 20, 2015 1:47 am

Como siempre tarde, Kate Swam llegó a la ciudad en un caballo poco manso (desde su punto de vista). Kate era una estudiante de Derecho en prácticas de la Universidad de Baja California, con un expediente destacable. Iba a ser su primer juicio, por lo que no paró de pensar en el asesinato y su cliente.

Kate, como de costumbre, empezó a hablar para sí misma preguntándose por el caso de camino a la prisión:

- Así que nuestro cliente es alemán... ¿Sabrá inglés o español? ¿Por qué un simple comerciante que está de paso iba a asesinar a un alguacil de un pueblo sin mucha importancia? No parece que haya un "móvil"...

Kate suspiró en sus adentros y recordó sus clases de Derecho:

- Voy a ser la ayudante del abogado defensor. Eso quiere decir que debo; no, mejor, TENGO que creer en mi cliente. Por lo que parece, de momento no hay pruebas decisivas así que será simple hacerlo. Después de todo, se es inocente hasta que se demuestre lo contrario, ¿no?

Esas palabras no eran habituales en Kate, que se había metido de lleno en el papel de abogada. Siempre había querido meter a los criminales en la cárcel, después de todo su sueño era ser fiscal. Nunca llegó a entender por qué debía soportar las injusticias; siempre le repetían lo mismo: el mundo es injusto, acostúmbrate. Pero hizo caso omiso a esas palabras, de ahí que estudiara la carrera de Derecho.

Kate finalmente llegó a la prisión dispuesta a conocer a su mentor y a su cliente, con ilusión, esperanza y, sobre todo, con ganas de destapar la verdad.
avatar
Astraia
Fiscal en Prácticas
Fiscal en Prácticas

Mensajes : 8
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 28/07/2015
Edad : 20

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Pueblo de Tumbaroca

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.